Open Site Navigation

Cómo emprender y no morir en el intento

Actualizado: 6 mar



Para iniciar tu empresa lo único que necesitas es UNA IDEA, para hacer de este negocio exitoso necesitas un PLAN ya que según La Caixa (fundación bancaria sin ánimo de lucro en España que cuenta con los premios Emprendedor XXI) el 21,5% de empresas emergentes fracasan en el primer año, el 30% en el segundo año y el 50% el tercer año. Esto se puede evitar con una planificación correcta a través de los años y un cambio constante en las estrategias.


Los emprendimientos que nacen deben afrontar la complejidad de buscar el desarrollo dentro de un sistema que no se lo facilita, por eso, en este inicio del 2022 queremos brindarte los errores más comunes que hemos notado que cometen las personas emprendedoras gracias a la experiencia que hemos obtenido trabajando de la mano con empresarias, para que de esta forma prevengas cometerlos.


Error #1. Creer que una lo puede todo sola y no delegar.

Error #2. El fracaso no significa que todo acabó, es una nueva oportunidad para aprender.

Error #3. No separar tus finanzas personales de las de tu emprendimiento.


 


Error #1. Creer que una lo puede todo sola y no delegar.


Al iniciar a emprender debes ser community manager y diseñadora para tus redes sociales, gerente para saber llevar tus proyectos, abogada para procesos de inscripción ante hacienda, contadora para saber llevar tus finanzas y muchos más… A lo que quiero llegar con esto es que es imposible saber de todo esto, si tienes la posibilidad de delegar estas tareas a un equipo hazlo para poder priorizar y crear lo que realmente sabes y quieres hacer.


Error #2. El fracaso no significa que todo acabó, es una nueva oportunidad para aprender.


La incertidumbre, la crisis y el miedo es normal al no estar segura si este proyecto en el que tanto ha invertido energía y amor va a funcionar, pero nunca olvides que siempre vas a tener una nueva oportunidad de volver a empezar y mientras más preparada estés con respecto a la planificación y la estrategia más fácil será conducir el barco y disminuir el margen de riesgo en tus proyectos.



Error #3. No separar tus finanzas personales de las de tu emprendimiento.

Al iniciar un emprendimiento es común que pagues de tu salario para costear gastos de tu nueva actividad, sin embargo, tan pronto el negocio reciba ingresos propios es necesario erradicar las prácticas de fondos bancarios combinados.


Indiferentemente del ritmo que lleves con tu negocio sea que empiezas con una idea o que ya cuentas con gran capital para una primera inversión la clave es la CONSTANCIA, cada pequeña acción día a día cuenta. Ya que estás poniendo tanto de tu parte, haz que tu empeño funcione.


Suena más difícil de lo que realmente es, comencemos.


¿Quieres conocer en que etapa de negocio te encuentras? No te podés perder este test

Recuerda que en KIKU estamos para ayudarte en todas tus metas y objetivos de negocio. Puedes contactarno muy fácil


Esperamos que este blog haya sido de gran provecho


24 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo