Open Site Navigation

¿Ya tenés tu funnel de ventas?

Es muy probable que, si estás en el mundo del emprendimiento o bien, estás por iniciar tu negocio, has escuchado del famoso “embudo de ventas” o “funnel” como se conoce en inglés. Si investigamos, nos dicen qué es un funnel y tal vez, cómo está compuesto; acá, te vamos a explicar cómo podés diseñar tu propio funnel y que sea aplicable a tu negocio. ¿Querés conocer más?


¡Pongamos en marcha por lo básico!


 

1. ¿Qué es un funnel o embudo de ventas?


Un funnel viene siendo como el camino representando en fases ideales que un usuario recorre hasta que nos descubre y llega -ojalá- a convertirse en cliente nuestro.

Lo que buscamos al crear un funnel de ventas es crear un lazo con el usuario respondiendo de manera efectiva a las necesidades que desea cubrir por medio de tu servicio o producto.

Recordemos que cuando estamos en la etapa de definir nuestro plan de ventas o bien la estrategia, siempre es importante tener en cuenta que es más importante retener a nuestros clientes que atraer. Y posiblemente pensés que es incorrecto, pero te pregunto, ¿de qué serviría atraer muchísimos prospectos si al final de cuentas no se quedan y se trasladan a tu competencia o bien, nunca concretás ninguna venta? Si la estrategia que definiste es correcta y su funcionamiento es óptimo, desarrollar el embudo de ventas no solo te va a permitir atraer nuevos clientes, sino que también te guiará para retenerlos y aumentar el porcentaje de que ellos se conviertan en clientes de tu empresa.

2. La razón de ser del funnel y por qué deberías implementarlo


¿Te has puesto a analizar si únicamente te dedicas a vender un producto o servicio o si, por el contrario, con ello estás cubriendo la necesidad de tus clientes? Si orientamos nuestra estrategia de ventas en función de las necesidades y gustos de quienes queremos que nos compren iremos por un muy buen camino. La orientación de los clientes hoy por hoy es la clave y si aprendés a aplicarla y a colocar a cada uno de tus clientes como centro de tu nuestro universo (en ámbitos laborales) estarás forjando un camino exitoso para tu negocio.


3. ¿Cómo creo el funnel de ventas para mi negocio?

Para elaborar un funnel te podés guiar con estas cuatro fases que te vamos a recomendar a continuación:


1-Atraer

Esta podría definirse como la fase inicial, acá, el posible prospecto tiene alguna necesidad o busca algo en específico lo que hará que comience a realizar búsquedas por distintos canales informativos. Captar la atención de los prospectos, determinar cómo llegarán a nosotros y adaptarnos, serán nuestras tareas principales. Algunas ideas de estrategias que te ayudarían en esta fase son:

  • Social Media Marketing

  • Marketing de contenidos

  • Posicionamiento

  • Publicidad Online

2- Obtención de Leads

Para este momento, y habrá prospectos que nos han visto y conocen un poco de lo que ofrecemos, sin embargo, nosotros no les conocemos por lo que será importante convertirles en leads con su respectiva información. Para recolectar esta información, la estrategia será simple y es la que se aplica en muchísimos negocios: ofrecer algo de costo cero, a cambio de información, esto es lo que conocemos por Lead Magnet. Nombre, correo, empresa, área de trabajo, entre otras, es información que nos ayudará a colocarle un nombre y apellido a nuestros leads. Esto lo podrás realizar a través de:

  • Landing pages

  • Call to Action

  • Formularios


3- Interacción con nuestros clientes

En esta fase ya tenemos la información de nuestros posibles usuarios y la hemos colocado en una base de datos, lo que nos queda por realizar es interactuar con estos leads para lograr convertirlos en clientes. Si ya tenés identificado tu nicho, esta actividad se te hará aún más sencilla. Tu funnel de ventas en esta etapa se enfocará en influenciar la decisión de compra de tus leads y para reforzar este proceso, podés implementar el lead nurturing lo que hará que tu lead perciba tu negocio como la mejor opción y de ahí realice la compra de tu servicio o producto.


4- Fidelización


Aunque el trabajo con nuestros posibles usuarios y los que ya se han convertido en nuestros clientes, es constante, en esta etapa trataremos en la medida de lo posible de mantener con nosotros aquellos que ya son clientes nuestros. Esta fase consiste en desarrollar una relación positiva entre el consumidor y tu empresa. El retener a tus clientes, puede costarte hasta 5 veces menos que obtener nuevos, lo cual se convierte en una cifra a considerar. Para ello, podrías ejecutar una pequeña investigación sobre fidelización y qué intereses tienen tus usuarios para así implementar ciertos cambios que podrían generarte grandes mejoras a mediano plazo. Acá te dejamos algunas ideas para iniciar esta fase:

  • Personalizar la comunicación

  • Invertir en servicio al cliente

  • Establecer lazos positivos entre vendedor-consumidor

  • Idear un plan de fidelización


Esperamos que este blog fuese de gran ayuda para vos. Recordá que siempre escribimos sobre otras herramientas y temas que pueden ayudarte en el proceso de emprender. Cualquier consulta nos puedes escribir a hola@kikucr.com y con gusto responderemos tus preguntas. Te esperamos pronto.


4 visualizaciones0 comentarios