Open Site Navigation

¿Qué es la cultura del ahorro empresarial y por qué es necesario para emprender?

Actualizado: 5 mar

Puede que hayas escuchado la frase de que el ahorro es una cultura; sin bien es cierto, el ahorrar no es un hábito que se desarrolla de la noche a la mañana, se necesita constancia, orden, perseverancia y disciplina para poder llevarlo a cabo. Si a nivel personal, el ahorro es una gran herramienta para cualquier eventualidad, o bien, algún fin específico; para una empresa es aún más necesaria.


Las grandes, medianas y pequeñas empresas deberían contar con un plan de ahorro, por ello, en este blog, conversaremos un poco sobre los beneficios del ahorro para una PYME.

Como bien sabemos, toda empresa es una gran fuente de empleo para el país en donde se establezca, permitiendo, dependiendo de su volumen, brindar varios puestos de trabajo, dando la oportunidad de mejorar la economía de cierta parte de la población.

Aunque en la mayoría de los casos, las pymes sean opacadas por las grandes empresas, es importante destacar el papel económico regional que desarrollan estas pequeñas y medianas empresas, ya que según estudios por parte de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) sólo en América Latina y el Caribe, el 99,5% de las empresas son pymes. Por ello, es vital que estas empresas desarrollen y fortalezcan planes de ahorro, que les permita continuar en el mercado y a su vez puedan continuar con la capacidad de proveer puestos laborales.


Ante esta situación, algunos consejos para un ahorro empresarial son:


1.Mantener una buena organización financiera.

El planificar con anticipación posibles inversiones, podría ayudar a que la empresa no se vea comprometida a tener que recurrir a situaciones como préstamos bancarios o venta de sus activos. Un paso clave al momento de iniciar una buena organización financiera puede iniciar con la evaluación de los gastos e ingresos, e irlos registrando para así poder identificar si hay gastos que pueden ser eliminados o bien, reducidos.


2. Control de gastos y Reducción.

Para cualquier empresa y en este caso particular, para una PYME, es fundamental tener conocimiento de cuánto dinero se va a destinar a pagos de servicios, un estimado para planillas, y para gastos administrativos venideros. Aunque los rubros anteriormente mencionados sean importantes, hay que ser cautelosos al momento de pagar y hacer uso de los gastos hormiga, es necesario determinar también cuánto es lo máximo que puedo pagar por ellos.

3. Ahorro en todas sus aristas

Esto quiere decir que, al momento de ahorrar en el aspecto económico, también vamos a tener que aplicar una cultura ahorrativa en otros aspectos como lo son: reducir el uso de papel en la empresa, reducir la cantidad de plásticos que se utilizan, ser prudentes cuando utilizamos el recurso del agua, limitar la cantidad de tiempo de llamadas telefónicas hacer una revisión de procesos y ver si se puede optar por la automatización de los mismos, entre otros...


Un ahorro corporativo, no solo va a permitir tener estabilidad económica ante alguna eventualidad y poder salir adelante sin necesidad de comprometer a la empresa, sino que, a su vez, podrá ser la puerta de crecimiento para la misma, permitiéndole ingresar a nuevas oportunidades de negocio, invertir en el crecimiento de activos mejorando así la calidad del servicio brindado y por supuesto, tener un respaldo ante cualquier imprevisto.


¿Ya sabés cómo empezar tu prespuesto económico? Mira esta herramienta ideal para vos

Recuerda que desde KIKU estamos siempre para apoyarte, nos puedes contactar en el siguiente link

23 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo